En el escenario del palacio de congreso de Lérida, se han reunido los colegiados inmobiliarios API de toda Catalunya y no, para celebrar una jornada de trabajo en el cual han sido de únicos y total protagonistas.
La jornada ha sido muy intensa por los temarios y contenido del programa.
A destacar entre todo los temarios del día creo que ha sido muy interesante la mesa redonda: Iniciativas inmobiliarias durante la crisis, moderada por Ramon Riera a la cual han participado: Mayca Luna (Luna Llar) “Hemos combatido la crisis a nivel psicológico, dejándola fuera de la oficina” “Hemos conquistado nuestros clientes trabajando con valores y emociones”; José Manuel Borjas (Aincat) “La confianza con nuestros clientes y la formación a nuestros comerciales ha sido nuestro valor y recurso mas importante” ; Carlos Infanta (FHUS) “Nuestra profesionalidad y aprender de los errores nos ha ayudado mucho”; Xavier Aldabó (CasaÁtico) “La humildad de entender que nos estábamos equivocando ha sido la forma para poder volver aprender a encontrar una nueva forma de trabajar”.
Leopold Roca antes de pasar la palabra al Presidente del Colegio API Joan Ollè, ha introducido de forma sabia e inteligente la entrega de los diplomas CRS con la frase ” Hay que empezar a aprender, desaprendiendo de como lo hemos hecho hasta ahora!”.
Joan Ollè ha remarcado cuanto todo el colegio esta en una fase de importantes cambios y de renovación, con una divertida anécdota con la i del logo API que es una puerta abierta al futuro.
Conclusiones: el sector en estos últimos cinco años ha dado un gran paso adelante gracias también a este tipo de congresos, organizados por asociaciones, grupos o MLS locales. Vivimos en la época que podemos definir del post crisis. Un “momento inmobiliario” en el cual todavía no es fácil dar por cierto ningún tipo de previsiones de forma definitiva.
Las agencias y agentes que en estos años han obtenido resultados, sabiendo aprovechar de estos momentos de gran incertidumbres , nos aconsejan de centrarse en el trabajo diario volcado a objetivos concretos. El secreto de un buen mes de ventas es tener una cartera bien captada y controlada.
Y recordar que un cliente satisfecho te aportará otros clientes y más negocios.