Creemos lo que queremos creer

“Las creencias tienen el poder de crear y el poder de destruir. Los humanos tienen la fantástica habilidad de tomar cualquier experiencia de sus vidas y darles un sentido que los consuma o que literalmente les salve la vida” Tony Robbins.

Los humanos necesitamos vivir en sociedad, convivir, pero todos sabemos que no es fácil. Por eso, tendemos a unirnos en “grupos” que compartan nuestros mismos valores y creencias. Estas pueden parecernos mejores o peores, pero son la base de nuestro pensamiento y, de una forma u otra, definen la mayoría de los aspectos de nuestra vida.

El Bosque, “The Village”

El director de cine M. Night Shyamalan desarrolla una película que, para bien o para mal, sorprende a todo el que la ve. La trama tiene lugar en una aldea rural que se encuentra en un claro y rodeada del espeso bosque en el que habitan unas criaturas terroríficas. Así, los aldeanos viven cumpliendo las normas de:

  1. No adentrarse en el bosque.
  2. Evitar a toda costa el color rojo, el color prohibido que atrae a las criaturas.
  3. El color amarillo los protege, ya que aleja a los monstruos.

Las bestias no pisan la aldea gracias a un “pacto” que existe entre ellos y los aldeanos de no invadir sus territorios. Sin embargo, algunos miembros de la comunidad comienzan a tener inquietudes al respecto, sobre todo Lucius, que insiste varias veces en que tiene la valentía suficiente para atravesar el bosque y conseguir medicinas de las aldeas colindantes. Pero los dirigentes de la aldea no lo pueden permitir, ya que nadie debe cruzar el bosque.

Esta sociedad dirige su vida entorno al miedo, miedo al color prohibido, miedo a acercarse a las lindes del bosque, miedo a unas criaturas que nadie ha visto nunca. Permaneciendo “encerrados” en esa aldea. Sus normas sociales y sistema de creencias son las que delimitan hasta dónde pueden desarrollarse los aldeanos. La creencia de que hay “monstruos” en el bosque que los rodea, los está limitando.

Todo funciona bien bajo este sistema, pero cuando Lucius comienza a ver que, si superase su miedo, su creencia limitante, podría atravesar el bosque y descubrir cosas nuevas que ayuden a la supervivencia de la aldea, en su caso medicinas, este sistema comienza a resquebrajarse.

Como descubrimos al final de la película, todo es un montaje, unas creencias que la sociedad nos ha impuesto para reducir nuestras posibilidades usando el miedo. En un intento de proteger a los aldeanos por una idea que los dirigentes creían correcta, inventado toda esta mentira. El querer proteger desde la desinformación es muy común pero lo que produce realmente es una creencia limitante en la mente de los que creen en ella. En el libro que te recomiendo de Wayne W. Dyer, “La fuerza del creer”, verás también estas conexiones entre las creencias que nos han impuesto y nuestros pensamientos.

dyer

El libro de Dyer entra más en profundidad en el sistema de creencias, como cuánto es relevante e importante centrarse en las creencias que él define como de nivel “superior”.

Hay una vinculación entre el concepto de creencia y experiencia de vida. Somos lo que creemos y transformamos en experiencias directa lo que pensamos a través de las palabras que utilizamos en nuestro día a día.

Cuatro son los elementos que Dyer utiliza para valorar estas creencias de nivel superior:

  • El valor de la abundancia.
  • El valor de la felicidad.
  • El amor.
  • La energía.

Valorar o creer de una forma diferente en estos cuatro conceptos podrá cambiar tu vida de forma sustancial.

Por ejemplo, creer y pensar diariamente la abundancia y la felicidad hará de tu vida una vida más interesante, amplia en su sentido y mucho más feliz, que las que las personas que diariamente se centran en conceptos de escasez y tristeza.

En resumen, levantar muros, crear leyes y normas con el fin de dividir para proteger, sigue siendo una moda a pesar del tiempo. La historia nos ha enseñado a lo largo de nuestra vida que esta no es la mejor manera de dirigir, pero parece que el ser humano tiende a olvidar el pasado y caer en los mismos errores.

Sin embargo, hay creencias que consiguen unir a todo tipo de personas para alcanzar metas muy positivas, son estas creencias las que debemos reforzar. Por ejemplo, en el caso de los atletas, el poder de creer en si mismos y en que siempre pueden mejorar, les ayuda a superarse y alcanzar sus metas.

Crea tus pensamientos positivos

Oliver Wendell Holmes dijo en una ocasión: “Cuando la mente del hombre se abre a una nueva idea, nunca vuelve a su dimensión anterior”.

Te recomiendo que uses las creencias para conseguir sacar siempre lo mejor de ti y de tu equipo, recuerda que aquello en lo que crees acabará convirtiéndose en realidad. Si pensamos que con la crisis podemos perder todo lo que hemos conseguido hasta ahora y que no podemos hacer nada para remediarlo, probablemente acabaremos con un final parecido. Pero, si conseguimos mantener nuestra mente en positivo, visualizar nuestras metas y elaborar nuestros objetivos, conseguiremos alcanzar todo lo que nos propongamos.

Hay una larga lista de creencias positivas y negativas o limitadoras en el mundo inmobiliario.

Si crees que diariamente saldrán nuevos pisos a la venta y nuevos clientes compradores (ley de la abundancia), tendrás más oportunidades de encontrarlas que otro agente inmobiliario que no cree en esto. Piensa que nuestra mente crea un sistema gracias al cual puede condicionar hasta nuestros ojos para que puedan fijarse en algo con la finalidad de encontrarlo, y al revés. Si creo que algo no existe será más difícil distinguirlo y encontrarlo en la realidad aunque exista.

Gracias a la fuerza de las creencias he podido comprobarlo, consiguiendo clientes e, incluso, firmando encargos en exclusivas. Si no te lo crees habrás creado tu mismo el muro que te separe de ellos y, no solo firmarás pocas exclusivas, sino que verás tu competencia prosperar más que tu. Con mis inmobiliarias, durante 25 años he utilizado este sistema de creencias positivas con grandes resultados.

Actualmente, en mis tareas de coach y mentor inmobiliario, estoy utilizando el mismo sistema enfocándolo en dos de los niveles de aprendizaje y pensamientos de los niveles neurológicos presentados por Gregory Badeson, y en la Programación Neurolinguistica. Estos representan en cada uno de nosotros, los niveles que se utilizan para interactuar con el mundo exterior:

  • El comportamiento, un nivel más visible.
  • Las creencias, un nivel en apariencia invisible.

Si trabajas y modificas tus comportamientos, aumentarás tus capacidades y, si haces lo mismo con tus creencias, crecerás como persona y multiplicarás tus resultados.

Al final todo se reconduce al sistema de pensamiento que hemos ido creando en nuestra mente desde que nacemos porque …

“Somos la suma de nuestros pensamientos” Nello D’Angelo.

Recibe información acerca de mis eventos, webinars, cursos y noticias de mi blog.

Suscríbete a mi Newsletter

* requerido
Recibe información acerca de mis eventos, webinars, cursos y noticias de mi blog.

Suscríbete a mi Newsletter

* requerido