Beneficioso y muy agradable el encuentro que tuve la semana pasada con las inmobiliarias de INMOSISTERS CATALUÑA, llamado a esta cita por la Presidenta, y gran amiga, Begoña Ballesteros de Mayoball.
Fue una reunión muy interesante que me ofreció muchos puntos de reflexión que quiero compartir con vosotros.
La figura de la profesional del sector inmobiliario, que por ejemplo en EE.UU está más que consolidada desde hace muchos años – como bien representado en decenas de películas – , empezó a consolidarse también en España solo en los últimos años, cuando el sector inmobiliario tuvo un gran incremento y, de consecuencia, el perfil profesional de la asesora inmobiliaria se hizo cada vez mas solido logrando el alto nivel de formación y especialización de hoy.
Y no es un hecho raro, porque la mujer, yo creo, puede ser extraordinariamente capaz en esta profesión.
Su capacidad innata de transmitir confianza y acogida, su empatía al momento de asesorar en una circunstancia tan delicada en la vida de una familia, la intuición y su optimo ‘sexto sentido’, la capacidad de comprender los muchos factores, no solo financieros y económicos, vinculados a la adquisición de una vivienda..
Todas estas calidades hacen de una mujer inmobiliaria – ¡¡ sin nada quitar a todos excelentes compañeros que se dedican al sector!! – una profesional formidable y valiosa, y – a menudo – una empresaria de primera.
A pocos días de la Fiesta de la Mujer Trabajadora, un homenaje a las Mujeres que en el mundo inmobiliario trabajan a diario, contribuyendo a elevar cada vez más el nivel de esta profesión además de un “Enhorabuenas” a las Inmosisters para promover y apoyar el crecimiento profesional de las Mujeres en este sector!