No puedes parar el viento con tus manos

No puedes parar el viento con tus manos

No puedes parar el viento con tus manos

Séneca le dijo una vez a su amigo Lucillius: “Ducunt volentem fata, nolentem trahunt”, significa “El destino guía a quien lo acepta y arrastra a quien se le opone”.

Las vidas de Mr Nobody

mr nobody

La película “Las vidas de Mr Nobody” nos muestra a través de la historia de Nemo Nobody qué pasaría si alguien pudiese percibir el tiempo de manera diferente, y al mismo tiempo, nos enseña a reconocer las infinitas posibilidades que se nos presentan en nuestra vida todos los días, y el camino que hay detrás de cada decisión que tomamos.

Un viaje entre el pasado, el presente y el futuro, explicado por el concepto de la física cuántica y la percepción espacio temporal. Durante el visionado de la película nos asaltan varias dudas, “No puede haber tenido hijos y no haberlos tenido. No puede haber estado en dos sitios al mismo tiempo. De todas esas vidas, ¿cuál es la de verdad? No puede estar muerto y seguir aquí. No puede no existir.”, es normal, ya que el director belga Jaco Van Dormael pretende causar esa sensación de desconcierto en el espectador. En la película Nemo Nobody es el último humano mortal que queda con vida en 2092, tiene 118 años y es famoso por este motivo. Todos quieren saber quién es, cómo fue su vida, qué hizo… Pero la capacidad de Nemo para percibir el tiempo de manera diferente y poder recordar todas sus vidas hace que el relato sea confuso. Es esa misma confusión la que el director consigue crear en nosotros a lo largo de la película.

Para entender cómo se desarrolla el tiempo en esta historia, primero debemos conocer las teorías del Big Bang y el Big Crunch, que son explicadas por Nemo en la película. El universo se encontraba plegado, con la explosión del Big Bang comenzó a expandirse, dando lugar a tres dimensiones espaciales (altura, anchura y profundidad) y una temporal, el tiempo lineal tal y como lo conocemos. Debemos plantearnos las siguientes preguntas: ¿y si, algunas de las dimensiones que continúan plegadas es temporal y de otra forma? ¿qué pasará cuando el universo llegue a su límite de expansión?

La teoría de Big Crunch representa lo que pasará cuando el universo deje de expandirse: volverá a contraerse, al igual que un chicle se estira y después lentamente va recuperando su forma original. ¿Y si a todo esto le añadimos la capacidad de conocer lo que va a pasar y poder recordar todas las vidas que hemos vivido? En esta película encontramos mucha simbología, y uno de los puntos más importantes para comprender la historia de Nemo Nobody tiene lugar al principio, cuando Nemo aún no ha nacido y los ángeles del olvido acuden a tocarles para hacerles olvidar. El ángel que debe hacer olvidar a Nemo pasa de largo, permaneciendo este con el conocimiento de todo lo que ha pasado y pasará en el universo, además de la capacidad para recordar todas sus vidas. Es por eso que al personaje de Nemo anciano, mientras es entrevistado, mezcla tantos hechos diferentes que parecen pertenecer a una misma vida cuando en realidad son de varias vidas diferentes.

A lo largo de la película también vemos dos elementos simbólicos: el agua, que significa la evasión y reclusión de la personalidad; y las vías del tren, que son una metáfora de las infinitas elecciones y posibilidades. La vida es un entramado laberinto en el cual, según las decisiones tomadas, tendremos innumerables resultados, siempre en búsqueda de una identidad, de un amor y de una vida totalmente nuestra.

A pesar de todo esto, vemos cómo en varias ocasiones el personaje de Nemo toma las riendas de su vida por eso, al final, todos tenemos la capacidad de poder guiar nuestras velas delante del viento del destino, así como Séneca nos recuerda a través de su carta al amigo Lucillus. Quién sabe entender y, de alguna forma aceptar su destino, podrá aprovechar toda su parte positiva. Dejar que la vida fluya mientras tomas tus propias decisiones.

Las crisis son como el viento

Todo esto me hace reflexionar sobre lo que solamente hace unos pocos años nos pasó con la última crisis inmobiliaria. Con los evidentes primeros vientos de crisis que anunciaban el huracán que iba a llegar, la gran mayoría de los profesionales del sector, totalmente miopes, se negaron a aceptar las evidencias hasta el último momento, cuando ya era imposible salvarse de la tempestad en acto.

No podemos parar el viento de la crisis solamente utilizando la fuerza de nuestras manos. Es verdad que si el hombre tiene la facultad de recordar es igualmente verdadero que tiene una capacidad aún más fuerte de olvidar y de no aprender del pasado. Esto es lo que he constatado, durante todos estos años como coach inmobiliario, la capacidad de volver a repetir todos las mismas decisiones que llevaron a la gran mayoría de agentes, profesionales del sector a cerrar sus oficinas o a cambiar de trabajo.

Lo que más reprocho es que esta miopía de la que hablo, también la están sufriendo actualmente aquellas personas que deberían guiar o ayudar en el sector y sus componentes a utilizar remedios para que el daño sea siempre inferior o hasta para los más iluminados transformarlo en una oportunidad.

Así que, quiero volver a recordar lo que ya escribí en un artículo hace más de dos años con un decálogo en el cual citaba una serie de medidas anticrisis, para que dejemos esta miopía y empecemos a aceptar que las crisis forman parte del ciclo de la vida. Es mucho mejor aceptarlas y prepararnos para lo que va a pasar, que mirar hacia otro lado y que la crisis nos arrase.

  • Enfócate en captar pisos en exclusiva y a precio.
  • Controla y gestiona tu cartera de contactos y referidos.
  • Guarda dinero.
  • Forma personas.
  • Especialízate.
  • Rodéate y frecuenta solo los mejores.
  • Atento a las falsas MLS.
  • Atento a los “Gurus” inmobiliarios.
  • Usa la tecnología.
  • Que no te use la tecnología.

Como dice Nemo en la película cuando era un niño “No podemos volver atrás, por eso cuesta elegir. Mientras no elijas todo sigue siendo posible”, el miedo a elegir mal es lo que nos paraliza y creemos ingenuamente que si no elegimos todavía tendremos todas las posibilidades abiertas ante nosotros, lo que no vemos es que la no elección, el no movernos, también es una forma de elegir otro camino en el que, si no tomamos decisiones, nos estaremos dejando llevar y no seremos dueños de nuestro propio destino.

Coge las riendas de tu vida, toma decisiones, aunque no sean las correctas… ¡Se el dueño de tu destino!

mr nobody
Recibe información acerca de mis eventos, webinars, cursos y noticias de mi blog.

Suscríbete a mi Newsletter

* requerido
Recibe información acerca de mis eventos, webinars, cursos y noticias de mi blog.

Suscríbete a mi Newsletter

* requerido
2018-12-04T08:07:11+00:00

REAL STATE ACADEMY

Contrata un día conmigo para poner cimientos sólidos en tu empresa.

Hoy en día para marcar la diferencia es imprescindible estar altamente preparados

CONTACTO

  • +34 609 23 96 05
  • nello.dangelo@gmail.com