¿Cómo romper con la negatividad?

¿Cómo romper con la negatividad?

¿Cómo romper con la negatividad?

rompe con la negatividad

A todos nos han asaltado alguna vez pensamientos negativos como “no sirvo para nada” o “todo me sale mal”. Cuando estos pensamientos se repiten a menudo se convierten en creencias que nos arrastran a un estado general de pesimismo e infelicidad. Esto, a su vez, hace que nos pasen cosas negativas, lo que refuerza esas creencias limitantes. Entramos así en una espiral de la que es cada vez más difícil salir.

El primer paso para acabar con la negatividad y salir de ese estado es entender cómo funciona tu mente. Desde pequeño, mediante la educación que recibes y tus propias experiencias, vas elaborando un sistema de creencias muy útil para vivir, pues te permite actuar con rapidez y eficacia ante cualquier situación. Esas creencias sobre cómo funciona la vida, sobre cómo son las personas o sobre cuáles son tus capacidades te permiten, sin que te des cuenta, decidir en décimas de segundo ante cualquier situación cotidiana. Podríamos decir que la mayor parte del tiempo vas con el “piloto automático” activado. Lo malo es que ese piloto también puede llevarte en una dirección equivocada. Y si no lo detienes, puede arrastrarte a la catástrofe.

En su libro Cómo un hombre piensa, Jean Allen dice que “somos lo que pensamos”. Y es así, pues nuestra mente envía toda su energía hacia donde van nuestros pensamientos, lo que acaba determinando nuestra actitud, nuestros actos y, en definitiva, lo que somos. Un pensamiento negativo hace que tu mente se enfoque en lo malo que puede ocurrirte y en el miedo a que eso ocurra. Funciona como un imán y “atrae” justamente las situaciones negativas que imaginas y temes.

Actitud Mental Positiva

Para obtener resultados diferentes tienes que cambiar tu “estado”, tal como aconseja la Programación Neurolingüística (PNL). O sea, romper la espiral de pensamientos negativos y llevar tu mente y tu cuerpo a un estado totalmente diferente.

El primer paso es modificar tu forma de pensar. En lugar de centrarte en los pensamientos negativos y en las emociones que te producen (temor, ira, tristeza, etc.), tienes que focalizar la mente en el placer y la satisfacción que sentirás cuando obtengas lo que deseas. Se trata de cambiar deliberadamente tus pensamientos y adoptar lo que se llama una Actitud Mental Positiva (AMP). Si te mantienes firme en esa AMP, con el tiempo lograrás tener un actitud positiva permanente, lo que cambiará por completo tu estado, tus resultados e incluso tu forma de ver el mundo.

La Psicología Positiva ha demostrado en los últimos años la importancia de pensar “en positivo” para obtener buenos resultados y sentirnos felices, tanto en el trabajo como en el ámbito personal. No se trata de algo extraño o esotérico, sino de simple sentido común: si piensas que eres un mal vendedor, por ejemplo, tu actitud ante una venta o una negociación será poco activa y nada creativa, porque en el fondo “creerás” que conseguir la venta no depende de ti. Y esa actitud, que el comprador por supuesto percibe, hará que al final el resultado no sea el deseado. Tal vez consigas algunas ventas, pero muchas menos de las que podrías conseguir con una actitud positiva.

El pensamiento positivo te da autoconfianza y te ayuda a afrontar mejor cualquier situación, por ejemplo una negociación con un cliente o una reunión de empresa. Mientras el pensamiento negativo se enfoca en el pasado (en experiencias que no fueron bien), el positivo se orienta al futuro y te permite encontrar soluciones y aprender de los errores. Porque para la PNL no hay fracasos, sino situaciones que permiten a tu cerebro aprender y evolucionar, creando nuevas sinapsis e incluso nuevas neuronas (las últimas investigaciones en neurociencias demuestran que el cerebro tiene la capacidad de crear neuronas hasta el último latido de vida).

Con pensamientos positivos como “voy a ser un gran vendedor” o “aprenderé de cada rechazo para mejorar”, verás cómo rápidamente tu estado empieza a cambiar y te acercas a tus objetivos. En algún momento, por supuesto, te equivocarás o no conseguirás lo que deseas, pero como dice una frase popular: “Sometimes you win, sometimes you learn” (“A veces ganas, a veces aprendes”).

Haz la prueba

Te invito a probar algo muy sencillo pero muy poderoso que recomienda mi mentor, Tony Robbins, en su libro Despertando al gigante interior. Consiste en hacer lo siguiente durante los próximos diez días:

  • Anota en un bloc absolutamente todos los pensamientos que pasen por tu mente, ya sean sobre tus capacidades, sobre lo que crees que harán los demás, sobre lo que temes que va a ocurrir, etc.
  • No te enganches con los pensamientos negativos: cuando te vengan a la mente, suéltalos, déjalos que se vayan igual que vinieron.
  • Contrarresta cada pensamiento negativo con uno positivo, por ejemplo: “Voy a trabajar duro para conseguir esta venta. Si no la consigo, analizaré lo que he hecho mal para mejorar”.
  • Piensa a menudo en la recompensa que recibirás cuando logres tus objetivos.
  • Cuando consigas un resultado positivo, ¡celébralo!

Cambiar la forma de pensar no es fácil, pero si tomas conciencia de tus pensamientos negativos ya estarás dando un gran paso para controlarlos. Luego, poco a poco, irás cambiando el foco hacia los pensamientos positivos y acabarás sintiendo una libertad y un poder inmensos. Si esto es lo que hacen los grandes, como Tony Robbins, ¿por qué no imitarlos?

Como decía el mismísimo Picasso, “los grandes artistas copian, los genios roban”, lo que significa que es inteligente emular a aquellas personas que hacen algo mejor que tú. Es un buen camino para alcanzar tu propio éxito.

2018-11-19T08:37:56+00:00

REAL STATE ACADEMY

Contrata un día conmigo para poner cimientos sólidos en tu empresa.

Hoy en día para marcar la diferencia es imprescindible estar altamente preparados

CONTACTO

  • +34 609 23 96 05
  • nello.dangelo@gmail.com