El Secreto de la Buena Vida

El Secreto de la Buena Vida

El Secreto de la Buena Vida

Si nos preguntasen ¿qué queremos conseguir en la vida? seguro que la mayoría respondería que tener éxito en su trabajo, reconocimiento, admiración de los demás o riqueza. Todo porque tenemos socialmente aceptado que es eso lo que nos va a traer la verdadera felicidad, pero ¿quién nos asegura que sea eso lo que nos va a dar la felicidad?

¿Dónde reside la felicidad?

Hace unos días volvi a leer un artículo de Cecilia Rodríguez, “La droga que todos necesitamos” (El Tiempo, 11 septiembre 2016), que mi mujer Valeria me pasó entonces por ser interesante e inspirador. Según este artículo, los seres humanos somos sociables por naturaleza, y debido a eso, nuestro estado de ánimo es más positivo cuando nos relacionamos con otras personas. Las palabras de Cecilia son actuales y aún más reales después de dos años, hoy más que nunca.

A nivel biológico, la felicidad no es otra cosa que la liberación de endorfinas en nuestro cuerpo. Estas tienen un efecto analgésico más potente que cualquier medicamento. Su producción depende de diversos estímulos: comer chocolate, echarse unas risas con los amigos o hacer ejercicio. Esta relación tiene un efecto directo a nivel biológico en nuestro cerebro, proporcionándonos así la deseada felicidad.

Esta opinión se sostiene gracias a un estudio publicado por la Universidad de Oxford en la revista “Scientific Report”, que afirma que la producción de endorfinas aumenta y es constante cuando se mantienen relaciones amistosas en el tiempo. Estas endorfinas reducen de forma drástica la posibilidad de tener desde un simple resfriado hasta problemas cardiovasculares o inmunológicos.

Si hoy en día preguntamos a los jóvenes de la generación millenial “¿qué es lo que te podrá hacer feliz en la vida?” más del 80% contestaría diciendo que el ser rico y famoso. Nada más lejos de lo que se ha demostrado, gracias a un estudio de la Universidad de Harvard, que el “tener una buena vida se consigue creando buenas relaciones” en palabras de Robert Waldinger, cuarto director del estudio. Tras investigar la vida de 724 hombres durante 75 años, se llegó a la conclusión de que, independientemente de los orígenes de esas personas (humildes, ricos, con estudios…) y del trabajo al que han dedicado su vida, el secreto de su felicidad reside en las relaciones de calidad que han sabido construir con otras personas. Estas relaciones son las que definen nuestra calidad de vida. Nos afectan en todo: nuestra salud física, salud mental, estado de ánimo, longevidad…

Hoy en día, tenemos que añadir a esta ecuación las redes sociales, ya que antes (cuando se realizó este estudio de Harvard) el contacto con otras personas y las relaciones se creaban de manera física, por carta o por teléfono. Sin embargo, las redes sociales juegan un papel muy importante y, además, son un arma de doble filo.

El papel de las redes sociales

Un nuevo mundo se nos abre a través de las redes sociales, cada una tiene un propósito, unas normas y una utilidad:

  • Nuestra ventana al mundo, podemos ver y aprender de todo lo que ha pasado o está pasando en cualquier parte.
  • La red que nos permite mantener relaciones personales con amigos, conocidos o personas que hacia años que no veíamos.
  • Nos permite dar la imagen que queremos de nosotros mismos, y recibir la imagen que los demás quieren dar.
  • Publicamos mensajes cortos cargados de significado, todos es contenido de actualidad.

Si llevamos a cabo una correcta gestión de ellas recibiremos muchas cosas positivas, conoceremos nuestro mercado y al cliente. Pero tienes que saber que también habrá una parte negativa, es esta la que tienes que tienes que saber gestionar. A fin de cuentas, somos humanos y los errores están implícitos, pero lo importante en estos casos es saber repararlos. Reconoce tus errores, trata con amabilidad a tus clientes e intenta resolver el conflicto, a poder ser, en privado.

Por otra parte, no es oro todo lo que reluce, en estas redes cada uno elige qué parte de si mismo quiere mostrar y, aunque nos vendan que lo que vemos es la realidad, la instantánea del momento, en el fondo todos sabemos que esas imágenes que vemos o esos discursos que escuchamos están controlados al milímetro. Hay personas que se creen que por tener 200.000 seguidores tiene 200.000 amigos, y yo te pregunto ¿cuáles de todas esas relaciones son de verdad? Las personas somos capaces de sentirnos solas cuando estamos rodeados de una multitud. Estoy seguro de que, en más de una ocasión, las redes amplían la frustración de sentirte aislado y me da la idea de que aumentan la sensación de estar solo. Nada a que ver con el compartir y el ser realmente feliz. Es cuando tenemos una vida de relaciones interpersonales real y no virtual rica y consistente, cuando conseguimos ser felices.

Las redes sociales, mal gestionadas, crean envidias, y alejan más que unir a las personas. Por esto es probable que más que proporcionar las endorfinas que tanto benefician nuestra salud, nos proporcionen alejamiento, frustración, envidia y estrés.

Las social network son grandes herramientas, útiles para realizar una comunicación directa, rápida, especifica, para trabajar en el mundo del marketing de forma eficaz y barata. Pero, no podemos confundirla con las buenas amistades y nunca, nunca podrán suplir a una vida de relaciones amistosas y amores reales.

Es aquí cuando tenemos que valorar la calidad de nuestras relaciones y no dejarnos llevar por el populismo de las redes. Es muy fácil relacionarse detrás de una pantalla, pero no estas construyendo una relación 100% sincera.

Nosotros, vendedores

Sabemos lo sacrificado que es nuestro trabajo como vendedores, y la cantidad de negativas que tenemos que aceptar de nuestros posibles clientes, por eso creemos que más allá de nuestra presencia en internet, debemos hacer un verdadero hincapié en mejorar nuestras relaciones offline.

Es importante que mantengas una buena relación con tus clientes. Esto no se consigue de la noche a la mañana con una sola visita o una sola llamada, las relaciones hay que cuidarlas y, si bien es un proceso complicado y lento, es el método más beneficioso. Si conoces a tu cliente conoces sus necesidades, sabrás perfectamente qué ofrecerle, cuándo y cómo ofrecérselo. Verás que todas las gestiones serán mucho más fáciles.

La finalidad, por lo tanto, va mucho más allá del simple hecho de vender mejor, tiene que ver con la búsqueda y el mantenimiento diario de buenas relaciones con un alto número de clientes en constante crecimiento.

Recibe información acerca de mis eventos, webinars, cursos y noticias de mi blog.

Suscríbete a mi Newsletter

* requerido
Recibe información acerca de mis eventos, webinars, cursos y noticias de mi blog.

Suscríbete a mi Newsletter

* requerido
2018-09-14T07:01:50+00:00

REAL STATE ACADEMY

Contrata un día conmigo para poner cimientos sólidos en tu empresa.

Hoy en día para marcar la diferencia es imprescindible estar altamente preparados

CONTACTO

  • +34 609 23 96 05
  • nello.dangelo@gmail.com